Inclusión Financiera Impulsamos iniciativas

rurales con mayor
participación de la
generadoras de empleo en zonas mujer.
Empresa de
sostenible y socialmente
responsable.
Segundo Piso
Empresa de segundo piso
socialmente responsable
en la industria de
microfinanzas.
Impulsar la industria de

y servicios amigables con el
microfinanzas con productos

FINANCING OF INNOVATIVE RURAL FINANCIAL SERVICES IN CENTRAL AMERICA, ATN / ME-15284-RG

La Sociedad Para la Inclusión de la Microempresa en Centroamérica y el Caribe S.A. (SICSA) y el Banco Interamericano de Desarrollo en su calidad de administrador del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), ahora BID|LAB, realizó el proyecto de cooperación técnica denominado: “Financiamiento de Servicios Financieros Rurales Innovadores en Centroamérica, ATN/ME-15284-RG”. La contribución ejecutada por un monto $287,000 rindió sus frutos principalmente en el fortalecimiento institucional de SICSA.

El impacto del proyecto de contribuir a la mejora de las condiciones productivas de los residentes rurales de la región centroamericana se ha cumplido al expandir la oferta de financiamiento de SICSA a instituciones microfinancieras que han puesto en marcha soluciones financieras innovadoras adaptadas a los retos que enfrentan los residentes del ámbito rural.

Los principales objetivos cumplido son:

  1. Fortalecimiento Institucional: SICSA cuenta con nuevas herramientas de acuerdo con las necesidades de una institución financiera de Segundo Piso, entre las que podemos mencionar: Manual de Política y Procedimientos de Crédito; Manual de Políticas y Procedimientos Anti-Lavado de Activos; Plan de Contingencia; Manual de Políticas y Procedimientos de Control Interno. También, el riesgo en SICSA es evaluado por la calificadora de riesgo internacional MicroRate. Ejecutivos de SICSA fueron certificados en FINTECH y Banca Digital por la prestigiosa institución AFI Escuela de Finanzas España.

 

  1. Sistema de Información Gerencial con aplicativo de alerta temprana: SICSA trabaja en un sistema informático basado en SAP Business One, con un aplicativo contable desarrollado por SIFCO de Guatemala. Gracias a esta inversión, SICSA estandariza sus operaciones en sistemas de información, expandiendo sus capacidades de negocio.

 

  1. Número de IMFs desarrollando sus proyectos de Asistencia Técnica para la implementación de productos innovadores. Se ha logrado que 12 IMFs participen en el proyecto de asistencia técnica para el desarrollo e implementación de productos financieros innovadores, los mismos se encuentran vigentes en zonas rurales en 7 países de la región, beneficiando clientes en zonas rurales.

 

  1. Crecimiento de Cartera. Dentro del grupo de IMFs a quienes se les brindó asistencia técnica, a la fecha hay 7 instituciones que recibieron financiamientos para ser distribuidos entre los cuatro productos innovadores: Mujeres Emprendedoras, Línea de Crédito Agrícola, Microarriendo Financiero, Eficiencia Energética. La cartera de préstamos asciende a $2,000,000.00, existen más de 2,000 beneficiarios directos de los créditos en zonas rurales, de los cuales el 77% son mujeres.

Principales Hitos propuestos y desarrollados por el Proyecto:

  • Revisadas y validadas las políticas operativas, financieras, crediticias y de riesgo de SICSA.
  • 7 instituciones de Microfinanzas desarrollan sus proyectos, tanto de Asistencia Técnica como la implementación de productos financieros innovadores.
  • SICSA cuenta con un sistema de información gerencial con aplicativo para alerta temprana en funcionamiento.
  • SICSA junto con REDCAMIF y ADA LUXEMBURGO realizaron la implementación de Productos Crediticios enmarcados en el proyecto de Finanzas Rurales y del Ambiente (FRA) a través del cual se logró brindar asistencia técnica a IMFs para el diseño, desarrollo y aceptación de los productos financieros a nivel regional.

En el marco del “Programa Financiamiento de Servicios Financieros Rurales Innovadores en Centroamérica” implementado, se realizó el taller “Experiencias en la Implementación de Productos de Finanzas Rurales y Ambiente”, como actividad de cierre del programa.  El taller tuvo los objetivos siguientes:

  • Intercambiar experiencias, ideas, opiniones que sirvan para mejorar la implementación y masificación de los productos financieros rurales en las instituciones de microfinanzas participantes en el piloto.
  • Ampliar los conocimientos de los participantes relacionados a la innovación en los servicios financieros rurales.
  • Mejorar el diseño de los productos financieros rurales que se implementaron durante el piloto.
  • Conocer el aporte de SICSA en la promoción de las finanzas rurales en la región.

En el taller estuvieron presentes representantes de las Instituciones de Microfinanzas (IMF) que financiados por SICSA las cuales desarrollaron productos financieros para expandir los servicios financieros a la producción de pequeños y medianos productores.

La implementación del proyecto Financiamiento de servicios financieros rurales innovadores en Centroamérica con el apoyo de BID-FOMIN tuvo como objetivos: i) Contribuir a la mejora de las condiciones productivas de los residentes rurales de la región centroamericana; ii) Proveer a las instituciones participantes del proyecto a fondos blandos cuyo destino sea la innovación financiera rural; iii) Poner en marcha productos financieros diferentes a los tradicionales; iv) Apoyar las Finanzas Inclusivas en Centroamérica y República Dominicana a través de la innovación con enfoque ambiental y; v) Brindar acceso al crédito rural al menos a 50% de clientes mujeres.

A través de la implementación del proyecto apuntaba a proveer de la línea de financiamiento requerida para las instituciones de microfinanzas que fueran parte del proyecto de expansión de los servicios financieros inclusivos impulsado por ADA-REDCAMIF y en el que SICSA se agregó como socio de dicho proyecto. En función  de ellos SICSA priorizó, aunque no exclusivo, desarrollo el apoyo financiero en aquellas IMF que implementarán los productos: Línea de Crédito Productiva, Microarriendo Agrícola, Mujeres Emprendedoras y, Eficiencia Energética.

El proyecto con BID|LAB contenía dos macro componentes: El primero es un fondo de asistencia técnica no reembolsable por un monto de U$283,000 dólares Americanos destinado a mejorar la capacidad técnica y de gestión interna de SICSA y el segundo un fondo reembolsable equivalente a U$2 millones de dólares Americano. El cuadro siguiente muestra la distribución del fondo entre las IMF participantes.

Dentro de los cuatro productos financieros la línea de crédito productiva ambiental fue la que más implementaron las IMF 6 de las 7 instituciones. En el cuadro siguiente se aprecia el uso del financiamiento por producto financiero.

En cuanto al monto colocado donde hubo mayor utilización de fondos fue en los productos de Mujeres emprendedores y Línea de crédito agrícola y medio ambiente. El cuadro muestra dicha distribución por producto financiero e Institución de Microfinanzas.

Microcrédito sigue cambiando vidas

La creciente demanda de las prendas de vestir que elabora impulsó a Ana Margarita Cruz de Pinto a continuar expandiendo su empresa, a pesar de que ya empleaba a veinte personas.  Pero la contratación de nuevos colaboradores se convirtió en la puerta de entrada de personas vinculadas a las pandillas. Las extorsiones iniciaron y como les ha ocurrido a muchos empresarios salvadoreños, en poco tiempo la despojaron de todos sus bienes. Casi al mismo tiempo un accidente le quitó a su hija y tuvo que hacerse cargo de sus dos nietos.

Sin embargo, ella no se dio por vencida. Habiendo rescatado únicamente dos máquinas de coser, en 2016 la Sociedad Cooperativa de Ahorro y Microcrédito de R.L. de C.V (AMC-El Salvador) le otorgó 300 dólares para comenzar de nuevo.

Desde entonces ha recibido siete créditos, gracias a los cuales el taller ubicado en San Martín, San Salvador, ya cuenta con seis máquinas y emplea a tres personas. También ha realizado mejoras en el cuarto donde vive y funciona la empresa y sus ingresos le permiten costear los estudios de sus nietos.

Actualmente Ana Margarita se dedica a la venta ambulante de ropa confeccionada en su taller de costura y los microcréditos le garantizan la compra de insumos para incrementar su inventario.

No mirar hacia atrás

“Nunca hay que mirar hacia atrás, al pasado, siempre hay que ir hacia adelante”, asegura Margarita. Como ella muchos emprendedores y productores agropecuarios de la región han vencido obstáculos y se han adaptado a las condiciones que establecen las circunstancias y contextos que enfrentan.

La historia de superación de Ana Margarita se repite a lo largo de Centroamérica y el Caribe y el apoyo de las Instituciones de Microfinanzas (IMF) ha sido fundamental para lograrlo.